¿QUE HACEMOS?

La Organización Jóvenes Emprendedores (ASOJE) es una organización social sin ánimo de lucro que está conformada por jóvenes en condición de desplazamiento forzado por el conflicto armado desde zonas rurales.

 

La organización, busca contribuir respuestas a las múltiples problemáticas del territorio, dadas por la alta concentración de la propiedad de la tierra y una elevada conflictividad social, la falta de oportunidades educacionales y laborales para los y las jóvenes.

 

La formación entre pares, la vinculación con tareas y responsabilidades organizacionales concretas es una estrategia relevante de empoderamiento y desarrollo de habilidades que potencia las iniciativas y fortalece el desarrollo personal de los y las jóvenes en ASOJE.

Mesa de trabajo 100.png
WEB AS.png

Creación y dinamización de redes sociales tanto físicas como virtuales de los niños, niñas y adolescentes participantes, así como de sus pares y sus familias

Reconocemos las condiciones sociales y políticas que afectan a las personas así que nos proponemos comprender estas situaciones para transformarlas

Promocionamos  los procesos organizativos  y el liderazgo cooperativo como una forma de fortalecer a las comunidades y de  escalonar los aprendizajes

Fortalecemos las capacidades internas de los niños, niñas, y adolescentes a través de una educación no formal que permita potenciar su salud física y emocional. 

Todas las actividades que se desarrollaran en la organización llevan inmersas el enfoque diferencial en grupos poblacionales como son NNA (Niños - Niñas - Adolescentes), Jóvenes víctimas, mujeres y población en situación de desplazamiento forzado; este es un enfoque por medio del cual se garantizara el derecho e igualdad entre todos y trabajar sobre las diversidades; además de implementar metodologías participativas y experienciales de intervención de acuerdo a las características que los identifica.

Nuestras Intervenciones

CÓMO LO HACEMOS

Implementamos un modelo metodológico centrado en la CONFIANZA, ya que consideramos que la desconfianza sistémica entre las comunidades, instituciones y jóvenes es una crisis que nos acobija diariamente; por lo tanto nuestros procesos son liderados por jóvenes; en donde los niños, niñas, adolescentes y jóvenes dejan de ser beneficiarios para pasar a ser actores, con voz propia, valorizando sus capacidades, confiando en sus ideas e iniciativas, abriendo puertas de la institucionalidad local relevante; facilitando su propio crecimiento como sujetos y actores sociales relevantes.  Y así serán efectivamente agentes de  transformación social.